Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Norte de India -Diarios de Viajes de India- LaOli
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Norte de India  -  Localización:  India  India
Descripción: Un mes en tren por India
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 4
 1  2  siguiente siguiente



Etapa: Delhi, me faltaron días  -  Localización:  India India
Fecha creación: 11/02/2018 15:27  
Compartir: 
Compartir:
Empiezo este diario en mi primer tren nocturno de Old Delhi a Jaisalmer, desde donde os relato mi experiencia en Delhi.
Llegué el 8 de febrero a las 7.55am con Ethiad, haciendo escala en Abu Dhabi, el primer vuelo perfecto, amplio y con pantalla personalizada, el segundo más pequeño, por lo tanto un poco más incómodo, pero en general bien, y la comida muy rica.
Tenía un par de cosas que hacer en el aeropuerto, como sacar dinero y comprarme una sim. Lo primero fue casi misión imposible, y es que desde que Ing direct me cambió las visas por master card me están dando bastantes problemas en el extranjero. Así que tras probar todos los cajeros del aeropuerto sin éxito, fui a una casa de cambio a cambiar euros, pero allí tenía la opción de sacar dinero con la tarjeta con una comisión del 7%, es mucho, lo sé, pero quería saber si podía usar la tarjeta para algo y tampoco tenía demasiado efectivo, voy a viajar mas de dos meses entre India y Nepal. Así que, probé y funcionó, pero el resto de turistas sacaban normal, solo os aviso por si acaso sois de ING.

Segunda misión, tarjeta sim y plan en Vodafone, he podido saber que he pagado mucho, pero aún así os dejo los datos, 1500 rupias x llamadas ilimitadas y 2gb de internet al día, durante un mes, luego se recarga, la sim sirve para 3 meses. Después me enseñaron que mi plan valía 400 rupias, así que he pagado 1100 por la sim Malvado o muy loco Me han dicho que es mejor comprar las cosas x separado, sim x un lado y plan x otro y evitar el aeropuerto.

Así que con mi teléfono y mis rupias todo pagado a precio de oro salí del aeropuerto mucho más pobre de lo que llegué. Me metí en el metro, perfectamente señalizado, todo muy fácil, te dan una fichita que tienes que guardar para poder salir. La siguiente tarea era reservar todos los billetes de tren de mi viaje por Rajastan.
El metro del aeropuerto llega a la estación de New Delhi que es donde está la International Tourist Bureau, (apuntaros este nombre si vais a viajar en tren), y allí que fui a sacarme los billetes. La estación de metro está en otro edificio, ENTRAIS en la estación y buscáis los carteles, aunque os aviso que la señalización es muy escasa.

Y ahora varias advertencias, la oficina de reservas está DENTRO de la estación, porque en India todas las agencias de viaje se llaman tourist information o algo parecido, está es la oficial de verdad para trenes.
El procedimiento es el siguiente, llegas y coges número lo primero, mejor si llevas apuntado la fecha de viaje, origen/destino y NÚMERO DE TREN, lo puedes mirar todo en www.indiarailinfo.com. También es importante que sepas en qué clase quieres viajar y que asiento. Os resumo las clases del tren:

Los Que tienen cama:
AC 1A Camarotes para 2 personas cerrados ( a v ces para 4)
AC 2A Camarotes para 4 cerrados con cortina ( o no)
AC 3A Camarotes para 6 cerrados con cortina ( o no)
Todos estos tienen aire acondicionado (de ahí lo de AC) ropa de cama y enchufes, además de las camas en los compartimentos hay 2 camas más en la pasillo.

www.losviajeros.com/fo... ac6c9d.jpg

SL Camarotes de 6, (más las camas de los pasillos) son casi tres veces más baratos que los 3A, no tienen AC ni ropa de cama

Ahora pasemos a los que no son coches cama:
AC EC Asientos confortables, incluye comida y bebida
AC CC Asientos confortables incluye aperitivo y bebidas
2S Vagones atestados, si en tu billete pone 2S tienes asiento asignado, si pone II lo más facil es que viajes de pié, ya que estos Asientos se venden a última hora sin límite.

Y ahora os cuento la preferencia de cama, lo cual es importante porque si vas abajo es más fácil que se te sienten en los pies, si vas en medio hasta las 10 pm no puedes montar la cama para que el resto de pasajeros vayan sentados, y si vas arriba por la mañana no podrás estar sentado hasta que los de abajo decidan levantarse. Y luego están las camas del pasillo son solo literas de 2 alturas, con lo cual siempre puedes estar sentado o tumbado y la de abajo tiene un gran ventanal para ti solo, pero claro el pasillo es el lugar más ajetreado. Y todo el mundo se te sienta al lado, aún así es mi sitio favorito.

UB Upper bed / MB Middle bed / LB Lower bed Todas estas son en el compartimento
SD Side upper/ SL Side lower Estas son las camas del pasillo

Pues con los deberes hechos vas a recoger los impresos, uno por cada trayecto de ida (o ida y vuelta al mismo punto), los rellenas echándole un ojo a como va avanzando la cola, si crees que va a llegar tú número y no estás listo coges otro, por si acaso, una vez listos los impresos vas a la señora de información, que te revisará si hay plaza y te escribirá alguna cosa. Plantéate opciones por si no hay lo que quieres, como cambiar la clase o el tren.
Pues ahora toca esperar tu turno para finalmente comprar los billetes, a veces hay tres personas vendíendo, a veces una, a veces la ventanilla para pagos con targeta está abierta y a veces no. Si tenéis la suerte que tuve yo y aparece la señora de la ventanilla de la targeta os dirigís allí, decís que vais a pagar con targeta y os ahorrareis la cola Aplauso
Aunque no tiré el ticket, ya sabéis, por si acaso otra vez, pero la targeta funcionó. Saqué todos los tickets que tenía claro que quería sacar, si luego cambio d planes se pueden anular.
Si enfatizo en que la oficina está dentro es porque me han contado grandes timos, por favor, acordaros de esto.

Y ahora si tenía que empezar a disfrutar del viaje, me adentré en Paharjang a pie porque no me apetecía empezar a regatear, además mi hostel estaba en Main bazar, muy fácil de encontrar, o eso pensaba yo, tuve que volver atrás un par de veces porque el cartel apenas se veía, y aunque Google maps me decía que estaba ahí no era capaz de encontrarlo. Todo esto cargando con la mochila, sorteando tuk tuks, charcos, perros, etc... y diciendo No thanks a cada ser humano que me cruzaba, que si buscas hotel, que si ricksaw, que si pasa a la tienda... Uaaaaoooo! Menuda bienvenida, solo quería llegar a mi hotel, quitarme la mochila y ducharme. Al final lo conseguí, eso si llegué con un subidón de adrenalina que se me quitó todo el cansancio de golpe, como sabía que esa sensación no iba a durar, me duché y salí enseguida a la calle, no podía meterme en la cama a las tres de la tarde.
Por cierto el hostel se llama The backpackers hostel, no se han quebrado la cabeza con el nombre... Y aunque es bastante cutrecillo, me sentí como en casa nada más llegar, es un hostal chiquitito pero siempre hay 3 o 4 chicos por ahí trabajando, bueno, trabajando es un decir, digamos que están ahí para charlar con los clientes. Y si, te ayudan en todo y te echas unas risas, son muy majetes, y eso que mi nivel de inglés es malo malo, pero con los hindúes es fácil entenderse. Sobretodo si hablas mal inglés Guiño

Y ya limpia y sin mochila me volví a echar a la calle, fuí a tomarme un café al Krishna rooptof café ya que lo había visto yendo al hotel y había oído hablar bien. El café estaba buenísimo, y me quedé ahí hipnotizada con las vistas a la ruidosisima calle, parecía imposible que todos circularan en medio de ese caos. Y lo más increíble era que minutos antes yo había formado parte de él y había logrado sobrevivir Chocado
Pues tras dos cafés (60 rupias cada uno)y mi primer naan (80 rupias) una especie de pan de pita más plano, como una masa de pizza pequeña, digamos, me fui a una tienda que había fichado desde arriba, porque apenas me había llevado ropa para comprarla aquí. Me compré un pantalón por 160 rupias, que la gente me para por la calle para preguntarme por el, turistas e hindúes, un exitazo.

Y como ya no podía con mi alma fui a echarme una siestecita... unas 3 horas dormí, luego bajé a que me validaran la sim los chicos de la recepción, me invitaron a un té y ya me quedé hablando ahí con ellos y WhatsAppeando con la familia.

Al día siguiente era una persona nueva, así que volví al Krishna rooftop , que el café del día anterior me supo a gloria y me tomé otros dos sin dejar de maravillarme del follón que había allí abajo, por consejo de los chicos del albergue me descargué las aplicaciones de Ola y Uber para los taxis.
Existe la opción de taxi compartido y por 54rupias me planté en Humayun’s tomb, que es un precio irrisorio, además nadié se unió así que no tuve que compartir y ahorré tiempo y dinero.
La entrada a la tumba cuesta 500 rupias, y esque las entradas a los monumentos es con diferencia por donde más dinero se me está yendo.
Pero está en concreto la volvería a pagar, hay varias tumbas y es todo muy bonito, en la tumba de Humayun se dice que está inspirado el Taj Mahal, además tiene jardines donde tumbarte a descansar si quieres, que en la caótica Delhi se agradece.

De ahí quería ir a Quatb Minar, pero no me funcionaba internet en el teléfono para usar Uber o Ola, así que me encaminé al metro, pero d camino pasé x la salida de un mercado y un vagabundo empezó a importunarme, unos señores le pegaron un grito y se fué, pero me acojoné un poco así que me subí a un tuk tuk (o auto ricksaw, los ricksaw son los que no van a motor) que había parado al ver la escena. Negocié poco dado el momento y me llevó por 100 rupias a Qutb Minar. 500 rupias me costó el ticket, pero al menos me salté las enormes filas de la entrada local, y fui a donde pagamos precios abusivos los turistas, eso si, sin hacer cola. Esta entrada si que no lo volvería a pagar, está bien pero no es imprescindible si andas corta de presupuesto. Aunque he de decir que me lo pasé bomba con el tema de los selfies, primero me lo pedían personas sueltas, al final me rodeó un colegio y y me eché unas risas con los niños en fila para hacerse fotos conmigo mientras me preguntaban de todo, hasta el profe se hizo un selfie conmigo, luego llegó el turno de las fotos en grupo, y al final acabé sacando mi teléfono también, seleccioné un fotógrafo, que fue el más envidiado de la escuela y nos hizo fotos con mi móvil, me sentí una estrella de rock por momentos.

www.losviajeros.com/fo... b28e6d.jpg

A la salida estaba mi Tuktukero salvador del trayecto anterior, así que por 150 me llevó de vuelta a India gate, que no tiene nada de especial, y desde ahí me fui paseando hasta Gurudwara Bangla Shaib. Y para mí fue la mejor visita de Delhi, además es gratis!
Es el templo sij (religión que tiene elementos del islamismo y el hinduismo) principal de la ciudad y además de ser precioso, se respira misticismo. Pase un buen rato sentada oyendo los cánticos , más tarde haciendo fotos fuera y sobretodo observando a los sijs, tan curiosos con sus barbas y turbantes.

Y tras ese remanso de paz y tranquilidad me volví a meter en el follonazo de los Tuktuks, por otras 100 rupias me llevaron a Feroz Shah Kotla, estaba oscureciendo y no me dejaron pasar Trist así que fui al metro rumbo al hotel (30 rupias), y mi idea era ir caminando pero me equivoqué de salida y como no era capaz de ubicarme tomé mi primer ricksaw, sin palabras, me clavó 80 rupias pero es más una atracción que un transporte, entre los baches y que se iba metiendo por la acera, o en dirección prohibida, o por donde al tío le pareciera que cabía la bicicleta... yo no sabía a qué más agarrarme, aunque he de confesar que a la vez me gustaba ir ahí como una reina.
El hambre me recordó que no había ingerido nada sólido desde el escaso naan del día anterior, así que paré en en el Exotic Rooftop café, justo en frente del Krisna, del que también tenía buenas referencias.
Pedí pakora como “snack” y de plato principal Thali, el snack debía ser para ocho porque me llegó un platazo enorme, pero aún así lo devoré, son verduras rebozadas en harina de garbanzos y fritas.
Y tras eso venía el thali, pues me lo terminé también. Se compone de varias tapillas de típica comida india, normalmente lleva, chapati (una especie de crep salado), dhal (una sopa de lentejas y verduras que se adereza con lima), diversos guisos de verduras, salsa Chilli y una salsa de yogur, la idea es mezclarlo todo con todo, echar salsas en el arroz o mojar el chapati en ellas y por último beberse el dhal que sobre. A ser posible usando solo la mano derecha... Por todo eso más un chai pagué 380 rupias

Y con la panza llena me fuí al hostel, de nuevo me ayudaron a solucionar el tema del teléfono, y volvió el internet. Solo había que encender y apagar. Esa noche el saloncito estaba muy concurrido y pasé bastante rato charlando con los “ currantes “ y los huéspedes. La verdad es que los chicos crean un buen ambiente.
Y allí me quedé echando cuentas... tengo que empezar a abaratar mi estancia porque entre transportes y entradas me he gastado una pasta.

Hoy por la mañana he seguido haciendo amigos mientras hacía la maleta, esta vez en español, primero con dos chicas de Valencia, luego con otra americana pero su madre era latina. Los chicos de la recepción me han guardado la maleta y me he ido a ver Old Delhi, pero antes un cafecito en el Krishna para no romper la costumbre, mientras estaba esperando mi taxi de Uber, un señor se ha puesto a hablarme, me ha invitado a un chai, y al final estaba tan interesante la charla que he cancelado el taxi y me he quedado ahí en el puestito del té con él un buen rato. Me ha dicho que la mejor manera de moverse en Delhi es coger un tuk tuk hasta el metro, donde se hace la gran distancia por poco dinero y más rápido, le he dicho que eso había hecho la noche anterior y me cobraron 80 rupias por el trayecto del metro al main bazar y se ha echado a reír, dice que son 10 rupias Malvado o muy loco y efectivamente luego ha negociado el el tuk tuk y por 10 rupias me ha llevado al metro, le he pedido el teléfono al tuktukero y luego le he llamado para hacer el viaje de vuelta al mismo precio. Bueno iré aprendiendo poco a poco. Pero hablando con otros viajeros he llegado a la conclusión de que que te tomen el pelo en India es lo normal, Lo que hay que hacer es compartir experiencias con hindúes y viajeros para ir espabilando poco a poco.

La salida del metro de Old Delhi es impactante porque sales directamente a un mercadillo de los de toda la vida, zapatos, bragas, calcetines... No la ropa hippie y los saris que ves en el resto de lugares turísticos.
Una vez fuera del mercadillo, una avenida grande te lleva de frente al fuerte, que es enorme y se ve perfectamente. Pero antes paré en un par de templitos que me pillaron de camino.

Al fuerte me limité a hacerle unas fotos por fuera ya que había leído que los de Rajastan son más interesantes. Y de ahí pretendí irme caminando a la mezquita... pero tras decir mil veces no, un ricksaw me ofreció llevarme por 10 rupias, así que acepté. Por el trayecto ví que yo por ahí no me metía sola ni loca, sino hubiera llevado la cámara grande y el pasaporte quizá, pero vaya... impresona muuuuucho, no es pobreza, es absoluta miseria. Yo he estado muy en contacto con la pobreza en Sudamérica, pero nunca había visto a la gente pelearse con los perros por los restos de comida en la basura, a ese tipo de pobreza me refiero.
Así que le pedí al chico que me esperara para llevarme después al metro, justo la mezquita estaba en su momento de oración, así que no permitían la entrada a turistas, me dijeron que volviera en 20 minutos, dí media vuelta y le dije al conductor que me acompañara y nos tomábamos un té, así me metí en la boca del lobo, pensaréis que soy una cagona, y no lo suelo ser, pero es que es muy muy heavy. Después del paseo por el bazar y el té (10 rupias cada uno, precio standar en la calle) volví a la mezquita.
Se supone que es gratis, de eso nada, pagas 300 rupias por la camara o el teléfono o lo que sea que lleves, si eres turista no te saltas el peaje. Pero están bien pagadas, es monumental. Otra vez selfies y más selfies con jovencitos educados que se despiden con una gran sonrisa, es un misterio lo de los selfies aquí.
Como tenía tiempo al final accedí a que me diera una vuelta en bici por los bazares, y estuvo muy bien, y tras eso me llevó a la estación de metro, todo por 100 rupias.

Y aquí se acaba mi experiencia en Delhi, me hubiera gustado quedarme al menos un día más para ver el templo de Akshardham y la ciudad vieja de Feroz Shah Kotla, pero tendrá que ser en otra ocasión.
Imagenes relacionadas
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Delhi, me faltaron días



Etapa: Jaisalmer, belleza y tranquilidad  -  Localización:  India India
Fecha creación: 21/02/2018 06:12  
Compartir: 
Compartir:
Después del ajetreo de Delhi, Jaisalmer fué una bendición, al llegar te reciben, como no, un centenar de Tuktuks que te van ofreciendo precios cada vez más bajos, usé la técnica de Old Delhi de caminar hasta oír un buen precio, y un señor que recogía gente de un hotel, me dijo que me llevaba por 10 rupias, ya casi cuando estaba fuera de la estación, así que me salió bien la jugada.

Mi hotel estaba dentro del fuerte y ahí no pueden pasar los coches, así que me dejó a la entrada, que maravilla poder andar sin tener que estar con todos los sentidos alerta. Pasan solo motos y Tuktuks que te esquivan ellos a ti. Como la subida al fuerte es empinada, al final de la cuesta paré en German bakery a desayunar, que solo llevaba un chupito de té en el cuerpo y era ya medio día. Me tomé un café con leche y una deliciosa galleta de coco por 60 rupias todo.

www.losviajeros.com/fo... 52ab64.jpg

Llegué tras el desayuno al hotel, qué bonito, pensé, hago el checking, me acompañan a mi habitación... preciosa, con baño para mi sola, cuanto he pagado por esto? Reviso y eran solo 95rupias la noche, demasiado bonito para ser verdad. Pero bueno, voy a disfrutarlo mientras dure, me di una ducha de agua caliente, me lavé el pelo, lavé toda mi ropa sucia, la tendí y me fuí a recorrer la ciudad.
Es preciosa, una fortaleza amurallada llena de havelis (palacetes) muy bien conservada, antes Jaisalmer era una próspera ciudad de comercio, pero desde que cerraran la frontera con Pakistan dependen exclusivamente del turismo. Y se nota... todo el mundo te para por la calle para tratar de venderte algo, y es una buena manera de conocer locales.
Tras una vuelta por la ciudad fuí a la agencia Troters Independent en la que me había reservado el tour por el desierto dos días después, hay varias opciones, yo elegí la de pasar solo una noche. Me explicaron un poco todo, pagué y volví al fuerte, la agencia está justo en la entrada.

Por la subida me paró el primero de los muchos motoristas que me ofrecerían un atardecer inolvidable, así que me invitó a un chai en la tienda con la excusa de que le tradujera algo al español y una vez que ya éramos amigos, pretendió llevarme al desierto a ver el atardecer y las estrellas, le dije que si, que iba al palacio y luego volvía, después le mandé un whatsapp diciéndole que no iba a ir.

La siguiente persona que me paró fué un joven invitándome a ver las vistas desde la terraza de su hotel, es gratis, no tienes que tomar nada, así que subí, yo y otras dos italianas que iban paseando detrás de mi también. El chico era un gran conversador, así que tras muchas fotos y mucho rato hablando, una de las italianas le pidió una cerveza de las grandes que compartimos entre las tres. Luego nos fuimos pero le dije al muchacho que volvería a cenar, unos metros más adelante estaba uno de los templos Jain, así que estaba haciéndole fotos a la fachada, cuando vino un hombre a informarme de que solo abrían por las mañanas, de 11.00 a 13.30, que por las tardes era para los fieles. Me enseñó las dependencias del templo, donde los jainistas se cambian y lavan antes de la ceremonia y me contó un montón de cosas acerca de la religión Jainista. Tras un buen rato de conversación y, como no, un té, me volví al hotel Suraj Vilas (la preciosa haveli donde nos habían invitado a subir anteriormente) a cenar, me hizo un guiso de pepino exquisito, yo nunca había probado el pepino cocinado, eso y unos chapati de cebolla 400 rupias, al té me invitó. Era un poco caro (para mi presupuesto) pero el lugar y la comida bien lo valieron, además no me había gastado un duro desde el desayuno Muy feliz
Como estaba yo sola estuvo charlando conmigo toda la cena, me contó muchas cosas acerca de su cultura, un gran chico.

www.losviajeros.com/fo... d66c89.jpg

Me volví a mi hotel y me estaban esperando, “ha habido un error” ya lo sabía yo... así que empaqué mis cosas para irme a la otra habitación y resulta que !me había equivocado de hotel! Era el hotel de al lado, se llaman muy parecido y están uno al lado del otro, así que me instalé en mi habitación cutrecilla y sin baño. Eso si se disculparon mil veces. Pues que queréis que os diga, la habitación no tenía el lujo de la otra, pero mi hostel era mucho más bonito, y el dueño un hombre amabilísimo. Me quedé en el restaurante que parecía sacado de las mil y una noches tomando un café, y vino el dueño del otro hotel a disculparse de nuevo. Pobre gente, se ve que esperaban a una mujer sola que había reservado a través de Booking también y ni miraron el nombre.
La mañana siguiente desayuné como una princesa en el restaurante del hotel, que por cierto se llama The Surya Paying Guest House

www.losviajeros.com/fo... d808a9.jpg

Traté de darme una vuelta por la ciudad pero un muchacho me vió dubitativa, preguntó que buscaba y me acompañó al mirador que estaba buscando, después me dejó tranquila. Al volver a pasar por su puerta me paré a charlar y acabé tomando un té en su bonito local, Top view café se llama y volvería muchas veces.

A las 11 me fuí a los templos jainistas, son 7 en total, pero chiquititos, se paga una sola entrada de 200 rupias para verlos todos. Esta religión es de de las más antigua en India, y aunque no cuenta con tantos adeptos como el hinduísmo o el islamismo, es muy respetada. La fundó por un profeta contemporáneo de Buda, y es similar al budismo. No adoran a ningún dios, la imagen que veréis por todos los templos, pertenece a un profeta, todos se representan igual, sólo les distingue un simbolito. Jamás se han involucrado en un conflicto bélico y practican estrictamente la no violencia. No os suelto más rollo, pero, si os interesa, buscar información acerca de ellos porque son fascinantes.
Y los templos, a pesar de ser pequeñitos, son preciosos, llenos de detalles por todas partes. Una visita imprescindible en Jaisalmer.

Tras eso me disponía a ir al palacio, pero me encontré con el señor que me había hablado de los templos el día anterior y me preguntó que qué me había parecido, etc... cuestión que mientras hablábamos llegó su mujer con la comida y me ofreció compartirla en su tienda... que rico, era como un Thali casero, nos echamos unas risas porque no se me daba demasiado bien comer con las manos, especialmente el arroz. Pues mientras comíamos me dijo que, como mi siguiente parada era Jodhpur, fuera a ver el palacio allí que era mucho más interesante, y me recomendó ir al lago artificial de Gadisar o a los cenotafios de Bada Bagh (donde insisten en llevarte los motoristas). Así que le hice caso y me fuí hasta Bada Bagh en tuktuk. La entrada cuesta 150 rupias sin cámara, cuando iba a entrar me dijeron que no podía entrar con la cámara ni el teléfono, aunque lo llevaba todo dentro de la mochila, como el conductor me estaba esperando, fuí a dejarlo al tuk tuk, pero se ve que les di pena (o vieron que no iba a soltar un duro) y me dijeron, da igual, haz fotos, no pasa nada. Otra vez más la amabilidad India Aplauso

Menos mal, porque pasé un buen haciendo fotos a los cenotafios reales, que son monumentos funerarios, las tumbas están en otro sitio. Y hablando de realeza, un día alguien me dijo, mira esa es la reina de Jaisalmer... le pregunté como que había reina, pero no entendí muy bien la explicación, lo que acabé entendiendo es que de alguna manera los descendientes de los maharajás, no tiene ningún poder ya, pero socialmente son muy respetados. Lo siento, mi inglés no llega para tratar de temas políticos.
Tras muchas fotos a los cenotafios y harta de decirle a los niños que había por allí que no tenía dinero, le dije al del tuktuk que me llevara al lago. Apenas había andado unos metros cuando me paró una gitana de un puesto para que le enseñara los tatuajes, dijo que si nos podíamos hacer un selfie, y acabamos contándonos la vida, cuando me fuí me regaló unos pendientes de serpiente como uno de mis tatus y también una pulsera para el pie. Hay gente maravillosa por el mundo.
Tuve la suerte que era el día de Shiva, así que estaba lleno de fieles haciendo ofrendas en el templo del lago y cantando. No me esperaba ni que fuera tan bonito, ni que hubiera un ambiente tan mágico, flipé.
Y me hicieron otro regalo sin querer, tres chicos de Punjab que estaban haciendo turismo en Rajastán me pidieron un selfie, y uno de ellos era el típico sij, tan guapetón con su barba y su turbante, así que aproveché y saqué mi cámara también , resultó que uno de ellos era un apasionado fotógrafo así que se puso ha hacer fotos a lo loco, parecía el día de mi boda. El del turbante era muy vergonzoso y su inglés era tan malo como el mío, a pesar de ello nos reímos bastante en la sesión fotográfica, luego intercambiamos contactos todos y vamos teniendo comunicación fluida, en este viaje no creo que me vaya a dar tiempo, pero me encantaría conocer Punjab, e ir a Amritsar a ver su magnífico templo dorado.

Pero volviendo a Jaisalmer, no os perdáis la visita al lago, es un lugar fantástico. Volví a pié al fuerte, prácticamente todo el camino es por el bazar así que se hace muy entretenido, son unos 10 minutos.

www.losviajeros.com/fo... 66e1c3.jpg

Iba al mirador que había visto por la mañana a ver el atardecer pero el dueño del Top view café me recomendó ir a una haveli cercana, habló con un trabajador para que me permitiera pasar a una de
las terrazas y allí desde la muralla vi un atardecer impresionante. No pongo el nombre de la haveli porque no sé si estaba permitido que estuviera allí, porque ni pagué, ni me tomé nada, yo creo que me colaron. De todas formas, la muralla está llena de bares y hay algún mirador también, la única diferencia es que allí estaba sola y me pude explayar con la fotografía nocturna, en la que soy una principiante y necesito mi tiempo.
Volví al Top view café a agradecerle el favor, y me tomé allí una cerveza, había sido un día maravilloso y tenía que celebrarlo, luego fuí a cenar a mi hotel, deliciosa la comida, curry de verduras variadas con naan 170 rupias, qué acierto de hotel! Y me querían meter en el insulso ese de lujo... Muy feliz
El día siguiente ya me tenía que ir porque empezaba mi excursión en el desierto, así que me tomé el cafecito en el hotel, y mochila al hombro me dirigí a la oficina de Trotters, parando a medio camino de nuevo en German Bakery, donde desayuné un lassi y una tarta de miel, todo muy rico.

Como no salíamos hasta la una, aproveché para irme a dar una vuelta fuera del fuerte y ver un par de ornamentadisimas havelis que hay, no entré en ninguna pero me entretuve en el bazar y compré una camisilla de manga larga, que veía que no llegaba a Pushkar con tan poca ropa a pesar de ir lavando al día.
Es muy fácil lo de lavar la ropa, porque en todos los baños hay un cubo, así que echo el jabón y la ropa ahí, mientras me ducho voy lavando, así también aprovecho el agua,como he traído una cuerdecilla y unas pinzas tiendo la ropa en mi cuerda (sino hay literas) y con el ventilador en una hora está todo seco. La lavandería aquí es muy cara y la pastilla de jabón me costó 10 rupias. Y hablando de limpieza de ropa, traeros una sábana, o un pareo grande o algo así, si vais a viajar en plan cutre como yo me lo agradeceréis, no cambian las sábanas, NUNCA, yo en Delhi dormí dentro del saco, pero hacía calorcillo, y en el primer tren “tomé prestada” una sábana, prometo devolverla en el último trayecto.

Continuo... La excursión al desierto no es gran cosa, es decir, si nunca has ido antes está bien, pero yo comparándolo con Jordania, por ejemplo... nada que ver. Y eso que fui con la agencia “ buena” por lo visto te venden cada cosa... Nos llevaron en jeep hasta un oasis (un lago, sin nada interesante, pero nos reímos bastante fotografiando cabras) y también a un pueblo deshabitado con un pequeño fuerte, le preguntamos al conductor porque estaba deshabitado pero no conseguimos entender ni una sola palabra de lo que nos dijo, y eso que éramos 5, dos austriacos, dos franceses y yo... qué risa, mientras el pobre nos explicaba nosotros nos mirábamos asombrados, y cuando se fue nos preguntamos: Habeis entendido algo? No... jajaja!
Normalmente es fácil entenderse aquí, especialmente si hablas inglés como “los indios”, porque como aprenden de oído simplifican todo, usan las palabras justas, los verbos en infinitivo... pero hay excepciones, este señor era una de ellas.
Tras el pueblo deshabitado ya nos llevaron a los camellos, yo no suelo involucrarme en nada que tenga uso de animales, pero esta agencia lleva una persona por camello, con lo cual no van sobrecargados, además, están en su hábitat natural, por lo que no me pareció mal, y se les veía bien alimentados.

www.losviajeros.com/fo... 840a08.jpg

Montamos alrededor de una hora o más en los camellos hasta el campamento, el último tramo es el mejor, donde empiezan las dunas y dejas de ver construcciones humanas. Nada más llegar te preparan té y un aperitivo y ofrecen cerveza fría (es lo único que no está incluido) yo no compré, en el paseo había tomado demasiado sol como para meterme una cerveza de esas grandes en el cuerpo.
Luego vas a las dunas a ver el atardecer, lástima que estaba un poco nubladillo, y cuando vuelves ya tienes la cena lista. La cena estaba muy rica y era bastante abundante, un Thali del que podías repetir tanto como quisieras. Lo mejor fue verles preparar la comida, que bien se apañan sin apenas instrumentos de cocina.

Después de cenar ya está la hoguera lista y te reúnes en el fuego a contar historias, cantar o lo que quieras, los trabajadores no se unieron, es la primera vez en mi vida que en un campamento no se comparte el momento del fuego. Pero ya sabéis... India, castas, colores, cada uno ocupa su lugar.

La anécdota de la noche fue que a uno de los austriacos le rozó la pierna un perro mientras orinaba a La Luz de las estrellas y como no sabía qué era, se llevó un susto tremendo, asustando al perro a su vez que se puso a ladrar lastimosamente, nosotros lo oímos todo desde la hoguera sin saber bien que pasaba, y cuando nos lo contó ya nos dió la risa floja para el resto de la noche, y acabamos adoptando al perro, que nos acompañaba “al baño” e incluso durmió a nuestros pies.
Yo tardé bastante en dormirme mirando las estrellas y vi como el perro hacía de las suyas lamiéndole la cara al francés y pisando a los demás hasta que encontró un lugar cómodo en el que dormir.
Entiendo al perro porque a mi me tenía bastante preocupada el frío, pero la verdad es que nos montaron unas camas muy calentitas, con muchas alfombras y edredones, no pasé nada de frío.
Por la mañana nos trajeron el desayuno a donde estábamos durmiendo, también muy abundante, galletas, tostadas, huevos cocidos, fruta, chai... Al igual que en la cena sobró de todo.

Después nos despedimos de los austriacos que seguían dos dias más en el desierto y los demás volvimos a Jaisalmer en camello el primer tramo y después en jeep. Fue mucho mejor el paseo por la mañana, sin ese sol abrasador cocinándome el cerebro.
Por el camino conseguí que entenderme con el camellero, me contó como es la vida en el desierto y que lo más lejos que ha ido es a Jaisalmer, qué vidas tan sencillas y que felices se les ve.

Llegamos al medio día y mi tren no salía hasta las 16.45, los de la agencia me ofrecieron ducharme y descansar en su hostal, pero como el dueño de mi hostal me había dicho lo mismo, preferí subir al fuerte, cogí lo necesario para ducharme y me guardaron la mochila en la oficina de Trotters porque luego me llevarían a la estación. Por cierto me cobraron 1950 rupias por la excursión, todo incluido excepto la propina que les di a los camelleros, es un poco más cara que otras agencias pero esta vez preferí asegurarme y pagar antes que ver un maltrato animal, que ya bastante duro es aquí el tema de los animales. Esa es otra, haceros la idea, porque la miseria es para todos, lo de los perros callejeros es brutal, y si os dan miedo, yo me plantearía seriamente si venir, hay muchos y muchas veces se pelean. A mi me encantan los bichos y aquí soy incapaz de tocarlos, llevo un plato y una bolsa siempre a cuestas y cuando no me puedo acabar la comida se la echo al primero que veo, pero esa es toda mi relacion con ellos. Y eso que veo cada cachorrín que me lo metería en la maleta, pero el instinto de supervivencia me prohíbe acariciarles. Trist

Sigo con Jaisalmer que pierdo el hilo. Me duché y me tome mi último café en el restaurante que había sido como el salón de mi casa esos días, me despedí de algunos viajeros connlos que había compartido charlas allí y también del dueño del hotel y me fuí de la que había sido mi casa los últimos días.
Subi al hotel donde cené el primer día a despedirme también de Lala y allí conocí a un chileno con el que estuve hablando un buen rato, que alegría poder comunicarme en mi idioma, me encantan los chilenos además, en todos mis viajes hago amigos de Chile. Nos dimos los contactos y seguí mi ronda de despedidas.
El señor de la tienda me estaba esperando con mi comida preparada para que no tuviera que comprar comida basura en el tren y pudiera comer algo casero, y para colmo me regaló una estatuilla de Ganesha de plata para que me protegiera en mi viaje... No sabía como darle las gracias tratarme por tanto cariño. A mi no deja de sorprenderme la buena gente, por último pasé por el Top View, ahí fue menos emotivo y más de risa, lo que me vino bien porque estaba empezando a ponerme ñoña...

Y así termino mi etapa de Jaisalmer, cuyo recuerdo guardaré por siempre como un tesoro, os recomiendo absolutamente su visita, si podéis tomaros el tiempo necesario para disfrutarla y desconectar de la locura de India por unos días.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Jaisalmer, belleza y tranquilidad



Etapa: Jodhpur... hubo de todo  -  Localización:  India India
Fecha creación: 27/02/2018 07:38  
Compartir: 
Compartir:
Llegué por la noche a Jodhpur y eso siempre es malo, casi cualquier sitio de noche dá una impresión equivocada. Hice caso a un hombre que indicaba donde era el City center porque vi el fuerte en esa dirección y fuí a donde decía a pesar de que desconfiaba. Llamé a un taxi de Uber y no llegaba, no llegaba... en la aplicación ponía que ya estaba allí pero nada, que no lo veía, al final ponía en que me cobrarían el cargo de la espera en el próximo trayecto, yo no entendía nada... A todo esto los tuktukeros insistiendo en llevarme, y yo que no, que espero a mi conductor... una y otra vez, al final uno se apiadó de mi viendo que no picaba, y me dijo por lo bajini que esa era la entrada trasera, que mi conductor estaría en la entrada principal. Malvado o muy loco
Así que me fui a la entrada principal y ahí ya había miles de taxis y Tuktuks donde negocié duramente pero no pude bajar de 100 rupias, y como el de Uber me hubiera costado 70 acabé accediendo, no era una gran diferencia y ya era media noche, solo quería llegar al hotel.

Desperté al pobre chico de la recepción y por suerte me metió en una habitación que no había nadie, así que pude ducharme y arreglar mis cosas sin molestar a los demás.
Dormí como un tronco y a la mañana siguiente me desperté con un hambre voraz, me puse tibia en la terraza del hotel, café, crepes, buevos... y me fuí al centro, como estaba lejos llamé a un Uber y tuve que pagar el cargo de la espera del día anterior, Loco
Estuve por ahí recorriendo el mercado de Sardar, que está junto a la torre del reloj, y caminando llegué al baori de Toorji ka jhalra, los baoris son pozos escalonados y hay muchos en por aquí.
Desde allí fuí hasta el fuerte en Uber, se puede ver solo por fuera gratuitamente, pero todo el mundo me había recomendado entrar, así que pagué las 600 rupias de la entrada y efectivamente mereció la pena, incluye audioguía en español y es bastante entretenida. El fuerte y el palacio están muy bien mantenidos y continúan haciendo trabajos de recuperación en los jardines.Estuve más de cuatro horas allí arriba, que además es desde donde se ve “la ciudad azul” porque no todo Jodhpur es azul.
Empezé recorriendo el palacio primero y las murallas después hasta donde pude, porque es larguísima, el templito que hay en la muralla es una maravilla, no esque tenga nada de especial, pero sentarme a la sombra en ese entorno y escuchar los cánticos para mi fue casi que divino.
De vuelta bajé por las escaleras que van desde el fuerte hasta la ciudad azul, por donde te vas encontrando rincones preciosos y entre ellos un jardín donde hacen el famoso zip líne, me hubiera gustado hacerlo pero se me salía del presupuesto.
Callejeé un poco por la ciudad azul, pero tantas horas al sol en el fuerte habían hecho mella y me dolía un poco la cabeza. Así que me fuí al centro con el conductor de Tuktuk más temerario del mundo, vaya viajecito... Solo le faltó hacer un caballito!

Decidí que ya me había aclimatado y podía empezar a probar la comida callejera, así que empezé por un sándwichito de tortilla en la famosa Omelette Shop, que delicia! como un simple sándwich de tortilla puede estar tan bueno? Y por solo 45 rupias.
Después fuí al shai samosa, yo no soy muy de fritos y encima me pedí una que ardía, aguanto bien el picante, pero uff, esa era de las que te calienta el estómago, así que no me gustó mucho, eso si, solo costaban 16 rupias y la acera estaba llena de gente comiéndolas, tanto que un adolescente aprovechó para meterme mano al pasar entre la multitud, me quedé tan pasmada que ni reaccioné. Aunque,de todas formas, que hubiera podido hacer? Correr detrás de él? En fin... entre eso y el dolor de cabeza estaba empezando a sentir esa sensación de quien xxxx me manda venir aquí?
Pero no iba a permitir que nadie me arruinara el día! Como un lo dulce siempre anima, me fuí a la pastelería debajo del hotel Shri mishriral, famosa por sus Lassis, también tenían gulab jamum, un pastelito que quería probar desde que llegué, que rico todo!!! 75 rupias paguè por las dos cosas. Aún seguía un poco de bajón, pero era pronto para irme al hotel, así que me fui al café Royale a tomarme un chai (40 rupias el grande)y ver pasar la vida, que es una de mis distracciones favoritas, y aquí es especialmente entretenido.

Ya de mejor humor, pero con los efectos de la insolación aún, volví al hotel, donde me propusieron cambiarme a otro hotel que era del mismo dueño y que estaba en el centro, resulta que les llegaba un grupo grande, para no separarles. Aunque solo tenía ganas de acostarme accedí, pero interpretaron mi desgana como enfado y me dijeron que me invitaban al desayuno que había tomado esa mañana, que por supuesto me pagaban el taxi hasta el otro hotel, y que si no me gustaba podía volver, hasta vino uno de los chicos conmigo para cargar mi maleta.

Al final el otro hotel era mucho mejor, más viejecillo, pero céntrico y las vistas de la terraza eran impresionantes. Para colmo, la primera noche, compartí habitacion con dos chicas majísimas, una española y otra de Singapur, la chica española llevaba viéndome dos o tres días, y en el tren oyó que le contaba a alguien que era española, así que cuando me encontró en su habitación me saludó con un: “Hola!” Y yo pensé, no hace falta ni que hable, jeje. Nos dimos los teléfonos y más adelante nos volvimos a encontrar.
La siguiente noche tuve la habitación y el baño para mi sola.
El primer hotel se llamaba Travellers house y el segundo Royal Heritage guest house, los recomiendo ambos.
La aspirina empezó a hacer efecto y pude disfrutar un rato sin dolor de cabeza las vistas de la terraza antes de irme a dormir.
La mañana siguiente me tomé el té en el hotel y aprovechando que estaba en el centro fui a la omelette shop a comerme otro magnífico sándwich de tortilla, mientras estaba allí me encontré primero con una americana que había conocido en el hostel de Jaisalmer y luego con la pareja de franceses de la excursión al desierto, con estos últimos me fuí a tomar otro té al café Royale.
Después me fuí a la oficina oficial de turismo, porque quería que me reservaran los buses del gobierno, que por internet no pude hacerlo, la distinguiréis porque tiene el simbolito del gobierno de Rajastan por todas partes, de todas formas os pongo la dirección y una foto, por si os hiciera falta.
Tourist reception center, High Ct Rd, Sri Ganganagar, Jodhpur


Resulta que era sábado y cierran sábados y domingos, pero al lado había una agencia de viajes y un señor muy amable me dijo que la estación estaba a 10 minutos de allí, así que me dí el paseito bajo el sol abrasador. Reservé el bus hasta Ranakpur, porque de Ranakpur a Udaipur no se podía reservar, por lo visto hay muchos autobuses del gobierno, pero solo en unos pocos se puede reservar por adelantado. Las mujeres tenemos un 30% de descuento en todos los buses del gobierno, pero el que vende los billetes no os lo dirá, así que insistir en el ladys discount, lo mejor es comprarlo en la taquilla de la estación que suelen cobrar lo que toca, aunque el revisor os lo puede vender a bordo si pilláis el bus en algún sitio que no hay taquillas, de lo que se trata es de ir informado del precio del billete e insistir en voz alta si quieren colártela, que al final por vergüenza te cobrarán lo justo.
La razón por la que hay que coger los buses del gobierno es porque los conductores descansan lo que toca, y teniendo en cuenta la alta tasa de accidentes en India, no es ninguna tontería, además los precios son fijos y son mucho más baratos que los otros. Los reconoceréis porque son blancos y azules, hay que saber desde que estación salen, preguntar en el hostel por los goberment buses y os lo dirán. Con ir 20 minutos antes de la salida es más que suficiente para asegurarte un asiento, si es que lo coges desde la estación de salida y no has reservado. Sino solo os queda rezar para pillar asiento.

Pues con el problema del transporte solucionado, me fuí a ver Jaswan tada. Es un mausoleo de mármol reluciente, yo no diría que es una visita obligada, pero para huir de la ciudad no está mal, además es un lugar muy fotogénico, el mausoleo en sí mismo, los cenotafios que lo rodean, las vista del fuerte, en fin, es carillo, porque entre la entrada y el transporte se te vá un pico, pero es bonito. Eso si, le pasa como al fuerte, no hay una sombra en la que refugiarse.

Una vez finalizada la visita, fuí a tomarme otro lassi al mismo sitio del día anterior, y luego aproveché para comprar algo de fruta, mientras paseaba por el mercado se me rompió una tira de la chancla, nooooooo! Partida completamente, no había apaño posible. Un niño me vio con la chancla en la mano y me señaló algo, no conseguía entender que me decía, pero me imaginé que alguien vendería chanclas por ahí. Qué gusto me dió cruzar la calle descalza... con todas las vacas, perros y palomas que me rodeaban... pues resulta que había un zapatero trabajando sentado en una alfombra, claro, no tuve opción de negociar, pagué las 100 rupias aún sabiendo que me podría comprar unas nuevas con ese dinero, pero cualquiera iba a buscarlas!
Con mis tiras de las chanclas nuevas me refugié en el hotel, de camino compré una samosa diferente, pero nada, a mi eso no me gusta.
Me subí a disfrutar la terraza del hotel y al rato aparecen los franceses, estábamos en el mismo hostel! Se sentaron en el chill out conmigo y de repente Bolliwood vino a nosotros. Un padre y un hijo hindúes y una francesa (que miraba con ojitos de cordero degollado al hijo) nos dijeron que si podían unirse, y empezó uno de los momentos más surrealistas de mi vida. Llevaban un micrófono que conectaban al teléfono vía bluetooth supongo, y así montaban un karaoke, el micrófono no podía ser más hortera, dorado con todos los brillos del mundo, y arrancaron el concierto con la versión hindi de The final countdown... Chocado La verdad es que cantaban bien, sobretodo el hijo, pero era muy bizarra la situación. Especialmente porque el padre lo daba todo, gesticulando como si le fuera la vida en ello. Escuché tres o cuatro canciones y me tuve que ir, veía que no íbamos a aguantar la risa por mucho más tiempo y preferí huir.
Como me iba al día síguente me quedé un rato hablando con el encargado que continuaba pidiéndome disculpas por las molestias de cambiarme de hotel y por el rabillo del ojo ví como se escapaban los franceses también.
Al día siguiente me tocaba madrugar para para ver Ranakpur con calma y no llegar de noche a Udaipur.

Como os habréis dado cuenta a mi Jodhpur no me conquistó, pero he de reconocer que es una ciudad preciosa y que el fuerte es espectacular, es solo una cuestión emocional, espero que la disfrutéis más que yo.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Jodhpur... hubo de todo

Etapas 1 a 3,  total 4
 1  2  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 312 Visitas mes actual: 60 Total visitas: 2094

  Últimos comentarios al diario  Norte de India
Total comentarios 2  Visualizar todos los comentarios

Marimerpa  marimerpa  15/02/2018 09:01   
El viaje pinta interesante, ánimo con el diario.

LaOli  laOli  22/02/2018 17:54   
Gracias! Iré avanzando según pueda.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Itinerarios-Rutas Tema: Itinerarios Norte de India : Rutas, qué Visitar...
Foro Subcontinente indio: India y Nepal Foro Subcontinente indio: India y Nepal: Viajes por India, Nepal, Bhutan, Pakistán, Bangladesh, Sri Lanka, Islas Maldivas. Contactos con otros viajeros para viajes a India, etc..
Ultimos 5 Mensajes de 943
758135 Lecturas
AutorMensaje
javigar
Javigar
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Dic 15, 2008
Mensajes: 9123

Fecha: Mar May 15, 2018 07:46 pm    Título: Re: Itinerarios Norte de India : Rutas, qué Visitar...

juanfransuker Escribio:


Pushkar la única manera que veo de no ir es con el vuelo de Udaipur a Jaipur, por que en coche de Udaipur a Jaipur podemos morirnos, ¿Cómo lo ves?
Por eso la idea era Udaipur-Pushkar-Jaipur.

No es tanto. Son unas 6h aprox en total
De hecho yo te aconsejaría salir temprano, parar en Pushkar para visitar un poco la zona del lago, y seguir para dormir en Jaipur
Yo lo hice asi pero desde Jodhpur
crf2007
Crf2007
Silver Traveller
Silver Traveller
May 14, 2007
Mensajes: 14

Fecha: Mie May 16, 2018 07:30 am    Título: Re: Itinerarios Norte de India : Rutas, qué Visitar...

Pushkar merece la pena verlo. Aunque es turístico, es una ciudad sagrada del hinduismo y pasearse por los ghats al amanecer/atardecer es una experiencia recomendable.

En Agra que no te toque viernes que cierra el Taj Mahal. Eso sí que no puedes perdertelo!

En Jodphur es ver su fuerte. Supongo que en el camino a Udaipur parareis en Ranakpur y por eso le ha dado más tiempo y no quiere salir tarde de Jodphur. Si no, bastaría una noche.

Con el tren siempre puede haber retrasos, para que tengas margen en Varanasi...
Carymi
Carymi
Indiana Jones
Indiana Jones
Feb 22, 2013
Mensajes: 2383

Fecha: Sab May 19, 2018 11:14 am    Título: Re: Itinerarios Norte de India : Rutas, qué Visitar...

Hola, aunque ya he puesto antes el itinerario, he tenido que modificarlo pues una amiga viene con nosotros una parte del viaje y por tanto he tenido que modificarlo, la primera parte del itinerario vamos todos juntos y el 16 de noviembre ella se vuelve para España y nosotros volamos a Jaisalmer, a ver qué os parece. 1 Vuelo a Delhi 2 Delhi-Amritsar 3 Amritsar 4 Amritsar 5 Amritsar vuelo a Varanasi 6 Varanasi 7 Varanasi--Khajuraho 8 Khajuraho 9 Khajuraho-Jaipur avión 10 Jaipur 11 Jaipur 12 Jaipur-Abhaneri-Fathepur Sikri-Agra 13 Agra-Delhi al final del...  Leer más ...
Nas7
Nas7
Experto
Experto
Ene 12, 2012
Mensajes: 246

Fecha: Dom May 20, 2018 04:07 pm    Título: Re: Itinerarios Norte de India : Rutas, qué Visitar...

Hola compis!

Que os parece esta ruta que hemos ideado?

13 Barcelona Delhi
14 Delhi
15 Delhi - Jodhpur (llegada a las 14.30 en avión)
16 Jodhpur - "Ranakpur" - Udaipur
17 Udaipur
18 Udaipur - Pushkar
19 Puskhar - Jaipur
20 Jaipur
21 Jaipur - Agra
22 Agra - Varanasi (en tren nocturno)
23 Varanasi
24 Varanasi
25 Varanasi - Delhi (avión)
26 Delhi

Es "viable"??

Muchas Gracias!! Muy feliz Mr. Green
juanfransuker
Juanfransuker
Travel Adict
Travel Adict
Ene 14, 2016
Mensajes: 95

Fecha: Dom May 20, 2018 04:25 pm    Título: Re: Itinerarios Norte de India : Rutas, qué Visitar...

No sé cuándo es esa ruta por que pones los días pero no el mes.
Si es el Junio el día 22 que estáis en Agra es viernes y el taj Majal está cerrado.

Yo tengo una ruta similar, pero de Delhi voy a Jaisalmer, de allí a Jodhpur y el resto como tú, bueno el tren no desde Agra sino de kujharao. Y 18 días en lugar de 14.

Pero es muy similar, yo creo que algunos días vamos a ir muy rápido para ir de un lado a otro, pero mucha gente me dice que está bien.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad